Noticias y tendencias

Blog

¿Gratificación anual o aguinaldo?
Aguinaldo

¿Gratificación anual o aguinaldo? 

Esta es una pregunta que se realizan muchos colegas durante el último bimestre de cada año, dado que, al comparar lo que determina la Ley Federal del Trabajo, y de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, tenemos dos conceptos, que a primera instancia no significan lo mismo.

Conoce las diferencias entre la gratificación anual o aguinaldo

El origen de la palabra aguinaldo es muy antiguo e incierto, dado que los estudiosos del tema, no se han puesto de acuerdo sobre cuál es su origen etimológico, y algunos lo han derivado del latín, druidas, francés, árabe y hebreo; pero todos han concordado que ya en el siglo XIII se utilizaba en Toledo, España, como regalo que se daba en la época de Navidad y Año Nuevo, y se ha hecho costumbre hasta nuestros días.

A continuación, repasemos lo que nos dice el Diccionario de la Real Academia Española:

Aguinaldo

De aguilando.

  1. m. Regalo que se da en Navidad o en la fiesta de la Epifanía.
  2. m. Regalo que se da en cualquier ocasión.
  3. m. Villancico de Navidad.
  4. m. Planta tropical silvestre de la familia de las convolvuláceas, muy común en Cuba y que florece por Pascua de Navidad.

Y la misma Real Academia Española, define la palabra gratificar como recompensar o galardonar con una gratificación, que es el término más común que utilizamos en México como una recompensa, pero también define la palabra gratificación, como:

Gratificación

Del lat. gratificatio, -ōnis.

  • f. Recompensa pecuniaria de un servicio eventual.
  • f. Remuneración fija que se concede por el desempeño de un servicio o cargo, la cual es compatible con un sueldo del Estado.

Ahora bien, en nuestro país inicialmente el aguinaldo era un regalo o una forma de gratificar a un empleado voluntariamente por parte del patrón a sus trabajadores con motivo de las fiestas navideñas. En 1954, el presidente Adolfo Ruíz Cortines, instituyó la gratificación anual para los servidores públicos, consistente en el obsequio de un mes de salario.

En la época de Gustavo Díaz Ordaz, se efectuó una de las modificaciones más importantes que ha tenido la Ley del Impuesto Sobre la Renta, y en ella se incorporó una exención para los trabajadores que obtuvieran gratificación anual. Esta quedó inscrita en el inciso c) del artículo 50 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta vigente a partir del 1 de enero de 1965, como sigue:

c). – Gratificaciones de fin de año, acordadas en forma general, a favor de los empleados públicos, así como las que perciban también a fin de año, otros trabajadores cuyos sueldos o salarios no excedan de dos mil pesos mensuales, siempre que dichas gratificaciones no sean superiores a un mes de sueldo.

¿Qué dice la ley sobre esto?

En la ley del Impuesto Sobre la Renta en vigor, nos indica, en la fracción XIV del artículo 93.-

XIV. Las gratificaciones que reciban los trabajadores de sus patrones, durante un año de calendario, hasta el equivalente del salario mínimo general del área geográfica del trabajador elevado a 30 días, cuando dichas gratificaciones se otorguen en forma general.

De lo anterior, podemos observar que la palabra que utiliza la Ley del Impuesto Sobre la Renta, tiene referencia en la Real Academia Española, y no es una recompensa por un servicio prestado, sino un derecho que tienen los servidores públicos derivado del decreto del presidente Ruíz Cortines, el cual ya también se pagaba en forma voluntaria en la iniciativa privada, pero normalmente bajo el nombre de aguinaldo, siendo así que el 1 de abril de 1970, la ley estableció por primera vez el aguinaldo en México para todos los trabajadores, como obligación patronal.

En la exposición de motivos de la Ley Federal del Trabajo de 1970, se explica:

“El proyecto crea la obligación del patrón de pagar un aguinaldo anual, equivalente a quince días de salario por lo menos, estableciéndose la proporcionalidad de acuerdo con el tiempo trabajado durante el año. Esta prestación se justifica plenamente, ya que se ha generalizado la costumbre, tanto dentro del ámbito del Gobierno Federal y de las Instituciones descentralizadas, como en numerosas empresas, de proporcionar a sus trabajadores una cantidad extra a título de gratificación o aguinaldo, generalmente pagado durante el mes de diciembre de cada año, que permite a los trabajadores sufragar gastos extraordinarios o adquirir artículos necesarios que no es posible comprar con el salario diario. La disposición del Proyecto tiende a beneficiar con esta prestación mínima a una gran cantidad de trabajadores que no la disfrutan hasta la fecha.”

Esta disposición se planteó desde 1970 y sigue prácticamente igual hasta la fecha.

Ley de 1970

“Artículo 87. Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos.

Los que no hayan cumplido el año de servicios tendrán derecho a que se les pague en proporción al tiempo trabajado.”

Ley de actual

“Artículo 87. Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos.

Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que sea este.”

¿Hay equivalencia entre aguinaldo y gratificación?

En cuanto a si hay equivalencia entre los conceptos, aguinaldo y gratificación anual, el poder judicial nos lo aclara con esta tesis:

AGUINALDO Y GRATIFICACION ANUAL A LOS TRABAJADORES. CONSTITUYEN LA MISMA PRESTACION. La gratificación anual consistente en 30 días de salario que una empresa deba pagar a los trabajadores de acuerdo con la cláusula respectiva del contrato colectivo de trabajo, que rige las relaciones laborales con sus trabajadores, y el aguinaldo a que tienen derecho los trabajadores por disposición del artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, tienen la misma naturaleza jurídica, o sea, el pago al trabajador de una cantidad anual para efectuar gastos extras, que no puede hacer con su salario destinado a cubrir sus necesidades diarias; aunque gramaticalmente exista diferencia en el significado de las palabras gratificación y aguinaldo, en razón de que la finalidad de dichas prestaciones es la misma.

Referencias:

SCJN Tesis 243135 Amparo directo 8049/79. Eva Santillana Berrones. 4 de agosto de 1980. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Juan Moisés Calleja García. Secretario: José Manuel Hernández Saldaña.

Séptima Época, Quinta Parte: Volúmenes 121-126, página 10. Amparo directo 4986/78. Cándido Aguirre Islas. 25 de abril de 1979. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: David  Franco Rodríguez. Secretario: Salvador Tejeda Cerda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies